Asociados en prensa

Fue Cervantes, no Anaya

Cecilia Soto


Excélsior

Este artículo está dedicado a todos los secretarios políticos de las embajadas acreditadas en México que tienen que hacer un informe mensual, y a todos los responsables de elaborar análisis políticos para empresas privadas y bancos. Si reportaron que en México hubo crisis constitucional la semana pasada, favor de enviar una corrección de inmediato. Si informaron que el gatillo de la supuesta crisis fue un berrinche del presidente del Partido Acción Nacional, su análisis repitió lo que el PRI quiso diseminar. Si alarmaron a sus jefes o clientes planteando que la Cámara de Diputados de México estaba secuestrada por el mismo jovenzuelo panista, favor de pedir que se deseche ese correo. Nada de eso es cierto.

No hubo crisis constitucional. Legislaturas anteriores ya habían previsto extender hasta el 5 de octubre la asunción de una nueva Mesa Directiva en casos de disenso político y ahora lo había. Las comisiones sesionaron con normalidad y la comunicación entre los liderazgos parlamentarios funcionó. Y la urgencia de cumplir con el artículo 74 constitucional que obliga a entregar a la Cámara el paquete económico de la ley de ingresos y el presupuesto de egresos y, sobre todo, con la necesidad de dar el mensaje al exterior de una normalidad política, fueron los acicates para hacer política y llegar a un entendimiento.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

#RaceForTheEmpire  Interview 2/4 with Jack Devine, former CIA: North Korea

Leer más..

#RaceForTheEmpire  Interview 1/4 with Jack Devine, former CIA

Leer más..

¿“Devastador”, Mr. Ross?

Leer más..