Asociados en prensa

Por un TLC justo y limpio

Carlos A. Heredia • Jorge G. Castañeda


Nexos

En el inicio de las conversaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) queda claro que más allá de los aspectos técnicos las diferencias a resolver entre Washington, Ottawa y la Ciudad de México serán sobre todo políticas, tanto hacia adentro de cada país como entre los tres socios.

El comercio internacional no es en sí mismo un problema para la mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos, Canadá y México. Con o sin tratado, con el actual pacto o uno renovado, nuestros países seguirán comerciando y moviéndose cada vez más hacia esquemas de integración y producción compartida.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Patadas en la cara (y II)

Leer más..

Fuera de tiempo 

Leer más..

Adiós, Mancera

Leer más..