Asociados en prensa

Cíclico, cínico e improductivo

Luis Carlos Ugalde 


El Financiero

Así es el debate y la crítica mordaz al financiamiento público a los partidos políticos en México. Cada año, en el mes de agosto, cuando el INE aprueba el financiamiento a partidos con base en una fórmula plasmada en la Constitución, se alzan voces de indignación. 

Y cada año la estridencia dura pocos días y se desvanece en medio de otros escándalos o discusiones. Cada año los partidos se acusan mutuamente del “despilfarro” y “abuso”, pero casi nadie hace algo concreto para cambiar el generoso y corruptor sistema de fondeo público de partidos. 

La semana pasada el INE aprobó una bolsa de 6 mil 788 millones de pesos para los partidos con registro nacional (a lo cual se le debe sumar el dinero que reciben a nivel estatal) y estallaron las críticas como siempre. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Terremoto para la transformación urbana sustentable

Leer más..

Al borde del colapso

Leer más..

La distopía mexicana

Leer más..