Asociados en prensa

Corea del Norte y su política de distención

Adolfo Laborde


El Heraldo de México

Donald Trump y Kim Jong-Un se necesitan y el alargamiento del enfrentamiento lo demuestra.

 

Las amenazas entre Donald Trump y Kim Jong-Un no se hicieron esperar en el recién inaugurado 2018; el presidente estadounidense dejó clara su arrogancia y falta de conocimiento en el arte de la diplomacia, y el presidente norcoreano, su amplio conocimiento de lo que, en su momento, es decir, durante la guerra fría, se le denominó la política de distensión o détente.

En el contexto de la polarización ideológica y de los modelos de desarrollo económico de la posguerra, no sólo la Unión Soviética y Estados Unidos utilizaron esta política que terminó con la carrera armamentista y el fin de la era comunista en el mundo a principios de los 90. Otros ejemplos: los casos de la India con Pakistán o Israel con sus vecinos árabes. La idea era poseer más armas atómicas que el contrincante. Ambos países acumularon gran cantidad de arsenal nuclear que afortunadamente nunca se usó. La política de distensión o détente evitó una tercera guerra mundial, o, la destrucción del mundo.

La historia se repite, sólo que se trata de un fenómeno atípico en el modelo del uso de la política de disuasión como en el caso entre Corea del Norte y EU, dado que los actores en el conflicto tienen capacidades militares asimétricas. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Una renuncia por dignidad

Leer más..

La izquierda antiAMLO

Leer más..

'Lame Duck'

Leer más..