Asociados en prensa

Democracia Eficaz

Luis Carlos Ugalde


El Financiero

1.- No hay forma de patear la pelota o salirse por la tangente. O el gobierno federal asume sin ambigüedades el desahogo de los asuntos más inmediatos y visibles de corrupción, o el candidato presidencial del PRI naufragará aun antes de iniciar su campaña.

José Antonio Meade dijo ayer que quiere extirpar la corrupción de la política y devolverle la dignidad, pero las acciones de corrupción y las omisiones –presentes y pasadas– del gobierno y del PRI para prevenir y atacar casos concretos de peculado y cohecho, son como nubes grises que se ciernen día y noche sobre la plataforma de honestidad personal de Meade. El asunto más inmediato y notorio: el gobierno del estado de Chihuahua pide que el gobierno federal requiera la extradición del exgobernador César Duarte por un presunto caso de peculado y de financiamiento ilegal de campañas políticas. La averiguación que lleva a cabo el gobierno de Javier Corral parece contar con elementos probatorios y con denuncias de testigos que habrían recibido órdenes del mismo exgobernador. 
 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

70 o más

Leer más..

Comercio internacional y política doméstica

Leer más..