Asociados en prensa

Cómo enfrentar la desigualdad

Luis de la Calle


Letras Libres

Este año, México tendrá una elección crucial para su todavía joven democracia. Además de la agresiva contienda que se aproxima, preocupa el nivel al que han escalado los retos en el país. Los fracasos continuos en seguridad y combate a la corrupción, en las políticas contra la discriminación y la desigualdad, y en las medidas a favor de la educación y el medio ambiente, han dejado, no una lista de pendientes, sino de urgencias. Estos temas deberán guiar el debate electoral de los siguientes meses.

En la actual década, a raíz de la crisis económica y financiera de 2008-2009, la desigualdad se ha convertido en uno de los temas más importantes en las discusiones sobre política y economía, y ha ocupado un lugar preponderante en la agenda electoral. En buena parte esto se debe a que la crisis tuvo su origen en economías desarrolladas; a que hubo una transferencia sin precedente de recursos a favor del sector financiero que la ocasionó; a que coincidió con el inicio del proceso de jubilación de los baby boomers, y a que conllevó una lenta recuperación económica. Aunque estas sean las causas más importantes, gracias al incremento en la desigualdad en Estados Unidos y Europa, el tema cobró renovada importancia y ha ocasionado que se busquen culpables para explicarla: la inmigración, el comercio y el cambio tecnológico son los chivos expiatorios más socorridos.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

70 o más

Leer más..

Comercio internacional y política doméstica

Leer más..