Asociados en prensa

Una profecía que se autorealiza

Edna Jaime


El Financiero

A principios de su sexenio, el presidente Enrique Peña Nieto había anunciado la (re)creación de una gran Secretaría de Gobernación. Ésta tuvo entonces que absorber a la Secretaría de Seguridad Pública federal. Casi simultáneamente se lanzó el proyecto de creación de la Gendarmería, como respuesta al proyecto de la Policía Federal de su antecesor. El objetivo era seguir profesionalizando y centralizando la seguridad pública nacional, así como dejar en claro el afán de innovar respecto al proyecto calderonista de Policía Federal. 

A fin de sexenio, el mandato del presidente Peña Nieto se cierra con cifras de violencia por las nubes. La Gendarmería no se instaló de acuerdo con los planes originales y, como la inmensa mayoría de las iniciativas de seguridad, su implementación tampoco fue evaluada.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

70 o más

Leer más..

Comercio internacional y política doméstica

Leer más..