Asociados en prensa

EU: la división se agrava

José Carreño Figueras


El Heraldo de México

Parecería una novela de espionaje como las del fallecido autor estadounidense Tom Clancy: un grupo de “operativos” propone a grandes financieros privados la creación de un servicio de espionaje que reportaría a la Casa Blanca y al director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) por fuera de los canales gubernamentales y sin responsabilidad.

La propuesta habría sido hecha a ricos partidarios del presidente Donald Trump por Erick Prince, fundador de Blackwater, que conquistó fama como prestadora de servicios de seguridad y de mercenarios en Afganistán e Irak; el coronel retirado Oliver North, figura central del escándalo Irán-“Contras” de los años 80, que buscó canjear rehenes estadounidenses en Irán por armas y luego financió a rebeldes contra el gobierno sandinista nicaragüense, amen de un personaje identificado sólo como un agente retirado de la CIA.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

70 o más

Leer más..

Comercio internacional y política doméstica

Leer más..