Asociados en prensa

El riesgo (real) de Meade

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

Algo muy bueno hay que decir del presidente Enrique Peña Nieto: desde la victoria del PRI en la gubernatura del Estado de México, reposicionó a su partido como un contendiente real para las elecciones presidenciales de 2018. Esto, sin embargo, en el imaginario de la clase empresarial y la prensa política, porque entre el resto del electorado el PRI y su precandidato, José Antonio Meade, bañados por el confeti vertido sobre la escena pública, adornando la coreografía excelsa que hizo Peña Nieto para sacar como abanderado del partido en el poder a quien deseaba, sin necesidad de cesárea, sigue donde estaba antes de toda la parafernalia litúrgica tricolor: en tercer lugar de las preferencias electorales por partido, con el rival a vencer, Andrés Manuel López Obrador superando Meade dos a uno, y con la mayoría de los ciudadanos que dicen que por el PRI jamás votarían.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

70 o más

Leer más..

Comercio internacional y política doméstica

Leer más..